Derecho Concursal Ético

Desde hace tiempo, es evidente que algo está fallando en la aplicación de la Ley Concursal, que no sólo debería proteger a los acreedores ordinarios, sino que también debería garantizar o al menos contribuir a la continuidad de la actividad de las empresas.

Todos aquellos que formamos parte de una manera u otra del ejercicio del Derecho Concursal, debemos elegir entre ignorar la apabullante destrucción del tejido empresarial y el empleo, así como la habitual insatisfacción del crédito de los acreedores,  o asumir una responsabilidad más allá de lo que la profesión nos exige.

Esta lógica nos ha llevado a formular una serie de principios y normas de conducta que integran las exigencias de un Derecho Concursal Ético.

Por todo esto, los socios fundadores hemos impulsado la creación de ACORDEASOCIACIÓN POR EL DERECHO CONCURSAL ÉTICO, en el ánimo de que esta voluntad se extienda entre los profesionales del Derecho Concursal que entiendan, defiendan y ejerciten su profesión desde la ética y los principios que sostenemos.

Así pues, el 9 de Marzo de 2010,  se lleva a cabo ante Notario la constitución de ACORDE: una asociación de profesionales vinculados con el Derecho Concursal desde diversos ámbitos, que nace con la finalidad de fomentar las buenas prácticas en la aplicación de la Ley Concursal y rechazar cualquier clase de abuso o mala praxis.

Posteriormente, en la Junta Directiva celebrada el 12 de Julio de 2011, se crea el Observatorio de praxis concursal ética, cuyas actuaciones se centran en:

  • Informar a la Junta Directiva de los requisitos para ser integrante de ACORDE
  • Control del cumplimiento por los operadores concursales, en general, y los miembros de ACORDE, en particular, de los principios del Derecho Concursal Ético (DCE)
  • Recibir quejas y reconocimientos por parte de terceros a través del buzón de la web de ACORDE
  • Recopilar información sobre estudios, estadísticas y demás información sobre el DCE
  • Opinar en la adjudicación de premios relativos a DCE
Más recientemente, el 10 de Julio de 2012 y ante la falta de una respuesta eficaz del status quo ante el aumento de la litigiosidad, los socios de ACORDE aprueban por unanimidad incluir entre sus fines:

“El impulso de la mediación en materia mercantil, y más concretamente en materia de la insolvencia, facilitando el acceso y administración de la mediación e incluyendo la designación de mediadores, teniendo pues la consideración de Institución de Mediación”